http://www.posventa.info/,  NOTICIAS

El peligro de llevar a los animales sueltos en los vehículos.

 

El peligro de llevar a los animales sueltos en los vehículos

Expertos en el equipamiento del automóvil advierten del peligro para la seguridad vial y el bienestar de los animales de llevar las mascotas sueltas en los vehículos, pues aumentan la distracción del conductor y pueden interferir en la conducción, además de afectar a los sistemas mecánicos.

Así, destaca que aproximadamente el 70% de los conductores con mascotas desconoce la normativa que regula el transporte de animales. En este sentido, recuerda que transportar a los animales sueltos en los vehículos es sancionable con multa de hasta 100 euros y advierte de que también suponen un riesgo para el resto de usuarios de la vía, además de provocar daños al resto de ocupantes en caso de frenazo o impacto. Algunos autocentros especializados en el mantenimiento integral y equipamiento del automóvil, instan al uso de sistemas de retención de mascotas para minimizar el riesgo de sufrir un accidente y la gravedad de sus consecuencias.

Un animal multiplica por 35 su peso a una velocidad de 50 km/h. en caso de accidente y por ello recomienda el uso de sistemas de retención en el vehículo homologados para mascotas como arneses (recomendados para perros), rejillas divisorias y transportines.

En referencia a los arneses, algunas empresas no recomiendan los correajes que se enganchan al collar del perro, ya que no retienen al animal y continúa siendo un riesgo para los pasajeros. Aconseja, en cambio, los arneses que sujetan a las mascotas mediante el cinturón de seguridad o los dispositivos Isofix.

Otros dispositivos de seguridad recomendables son las rejillas divisorias para vehículos con portón trasero o familiares. Los transportines constituyen uno de los elementos de transporte más seguros para los animales y se aconseja su colocación en el maletero en el caso de perros de gran tamaño, mientras que para las mascotas pequeñas, es mejor situarlos en el suelo, detrás de los asientos delanteros.

También aconsejable impedir que el animal viaje con la cabeza asomada por la ventanilla, así como no llevar el animal en brazos, no dejarlo en el interior de un coche al sol y no olvidar dejar una rendija de la ventanilla abierta para favorecer su ventilación.