MANTENIMIENTO DEL COCHE

PREPARACIÓN Y MANTENIMIENTO BÁSICO DEL AUTOMÓVIL

Anticongelante: Revise el nivel del anticongelante. Este producto protegerá el sistema de refrigeración del auto tanto en las épocas frías como de calor.

Aceite y Filtros: El cambio de estos se realiza cada 10.000 Km tanto en gasolina como en diésel. Se aconseja sustituir el de aire por una nuevo cada 10.000 Km.

Bujías y Cables: Las bujías se cambian cada 10.000 Km. Periódicamente revisar el estado de los cables de las bujías.

Baterías: La mayoría de las baterías  no tiene  mantenimiento, pero en las que si lo tiene se debe revisar el nivel de agua destilada periódicamente.

Frenos: Las pastillas de frenos se deben cambiar cada 50.000 Km. Revise periódicamente el estado de las pastillas, líquidos y discos de freno.

Neumáticos, dirección y suspensión: Es aconsejable cambiar los neumáticos cada 50.000 Km. La profundidad de los surcos no puede ser menor a 1.6 mm. No olvide revisar la presión correcta en todos sus neumáticos.

Parabrisas y Limpiaparabrisas: El buen estado de parabrisas es crucial para su seguridad. Las escobillas se deben cambiar casa año. Recomendamos que se proceda a su sustitución a finales de verano.

Correas: Las correas del automóvil se deben cambiar cada 40.000 Km.

Iluminación y Reglaje: Cada cierto tiempo, pida al taller que le regulen correctamente el reglaje de los faros y el funcionamiento de todos los dispositivos luminosos del automóvil.

PRINCIPALES ANOMALÍAS DE LOS AMORTIGUADORES

El amortiguador está bloqueado: Puede deberse a que el vástago está doblado o a que hay una excesiva tensión, lo que hace que el vástago quede agarrotado en la guía. ¡Consejo! Es recomendable comprobar si el amortiguador está deteriorado haciendo una verificación visual. Un desgaste en forma de cavidades en el contorno de los neumáticos, es consecuencia de que las ruedas rebotan debido al mal estado de los amortiguadores.

El amortiguador tiene fugas de aceite: Puede deberse a que las juntas del vástago están desgastadas (debido al funcionamiento, a las duras condiciones de uso y a la arena o suciedad). ¡Importante! Compruebe con el dedo seco si el amortiguador tiene fugas de aceite. Si el dedo no se humedece, el amortiguador está en perfecto estado.

El amortiguador tiene fugas de aceite: Las articulaciones de goma están viejas o desgastadas: Debido al envejecimiento, a la arena o a que se ha ajustado el nivel de altura del amortiguador de forma incorrecta. Esta anomalía origina ruidos (golpes, tableteos). ¡Importante! Los ruidos no tienen por qué ser originados por un amortiguador averiado. Compruebe las gomas y las caperuzas de recubrimiento.

El vástago está deteriorado: Puede deberse a que al montar el amortiguador se retuvo con una herramienta inadecuada. Los vástagos con una superficie áspera rasgan la junta, perdiendo entonces aceite y fuerza amortiguadora.

No se ha montado la caperuza de recubrimiento: Esta anomalía hace que se produzcan ruidos en forma de escape del aire.

Casquillos agrietado o partido: El tope de compresión del muelle está averiado o no va montado, por lo que el amortiguador debe asumir las funciones del tope, quedando sometido a una sobrecarga. ¡Importante! Si el amortiguador está deteriorado debido a un accidente o a un error de montaje, comprobar si se ha forzado el eje o la fijación del amortiguador. ¡Consejo!: No compruebe manualmente el estado del amortiguador. La comprobación mediante un verificador electrónico de mediante un verificador electrónico de suspensión es la más fiable. Se requiere poco tiempo y se obtienen gráficos de las oscilaciones de cada eje.

PRINCIPALES ANOMALÍAS DE LOS NEUMÁTICOS.

Presión de Aire: Debido a la falta de aire, los neumáticos se recalientan y desgastan más rápidamente. El sobre-inflado también perjudica, tanto al neumático como a la estabilidad d del vehículo. Controle, periódicamente, la presión del aire de sus neumáticos, incluso la de la rueda de repuesto, y hágalo siempre antes de cualquier viaje largo. La presión debe medirse en frío antes de rodar.

Desgaste: Los neumáticos están dotados de «indicadores de desgaste». Cuando el desgaste de sus neumáticos alcance dicho indicadores, sustitúyalos.

Equilibrado: Si a partir de los 80 km/h nota que el volante vibra, lleve su coche a un servicio de neumáticos especializado para que comprueben el equilibrado de sus ruedas.

Alineación: La falta de alineación de los ejes delanteros y traseros puede producir desgastes prematuros. Si observa que se coche se desplaza hacia la derecha o izquierda mantenido el volante en posición  correcta, y ve que el desgaste de sus neumáticos es anormal, es muy necesario que realice una revisión de la alineación.

Deformación: No intente determinar usted mismo el verdadero estado de los neumáticos que presenten deformaciones.
Acuda al taller donde valoraran el alcance de las deformaciones y le recomendarán lo mejor para su seguridad.

Símbolo de velocidad: No sobrepase la velocidad recomendada por los fabricantes de su coche y de sus neumáticos, la velocidad establecida en el  reglamento general de circulación. Velocidades excesivas sostenidas pueden producir calentamientos y reventones.

Índice de carga: El neumático lleva grabado en los flancos un código numérico creciente que indica la carga máxima que puede transportar a la velocidad y presión de inflado. No sobrepase la carga recomendada.

Homologación: Los neumáticos que se comercializan en los países de la UE deben estar homologados para cada categoría de vehículos a los que estén destinados. Antes de sustituir sus neumáticos por otros de diferentes medidas, infórmese en su servicio Técnico sobre neumáticos o en la red de Estaciones de Inspección Técnica de Vehículos ITV.

CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE LOS NEUMÁTICOS.

Dibujo: Existen neumáticos diseñados para el verano (tipo general) o el invierno (M+S), cuyo dibujo es más ancho y profundo, para agua o hielo, para rodar en carretera o fuera de ella, para arena o barro y han largo etc.

 Consulte a profesionales. En su taller le aconsejaran el tipo de dibujo más adecuado para usted.

Llantas: Las llantas pueden presentar deformaciones debidas a golpes, baches, etc.

 Rodar con las llantas en mal estado tiene serios peligros. Repare sus llantas defectuosas, y si esto no fuese posible, sustitúyalas.

IMPORTANCIA DE UNA CORRECTA REPARACIÓN.

Su taller de confianza: 

-Utiliza piezas nuevas de recambios o calidad equivalente. Reglamento UE nº 1400/2002.

-Respeta el medio ambiente y se hace cargo de los residuos que produce su vehículo para darles un tratamiento correcto.
-Está siempre identificado por la correspondiente placa distintivo de especialidad.

-Cuenta con instalaciones adecuadas y profesionales especialmente formados para diagnosticar las posibles anomalías de su vehículo y realizar  un trabajo de calidad.

-Se preocupa por su seguridad y le asesora sobre la mejor forma de cuidar su automóvil.

DOTACIÓN OBLIGATORIA

Rueda Completa de repuesto: O bien una rueda de uso temporal. Se exime de llevar rueda de repuesto si se dispone de algún sistema alternativo  y de garantía (kits de preparación, sprays ruedas especiales, etc.)

Herramientas: Juego de destornilladores, gato elevador y llaves de rueda.

Triángulos: Tendrán que estar debidamente homologados. Se deben situar a 50 metros por delante y 50  metros por detrás del vehículo averiado.

Cadenas para nieve: El artículo 12 del Reglamento indica que son obligatorias dependiendo de la zona geográfica y de la época del año.

Neumáticos para nieve o hielo: Sustituyen a las cadenas y deberían ir marcados con inscripción M+S O M&S.

Extinto de incendios: Obligatorio en turismos de servicio público.

Chaleco reflectante: Obligatorio llevarlo en un lugar accesible para el conductor. (Interior del vehículo).

DOTACIÓN ACONSEJABLE

Además de los accesorios y recambios obligatorios para cada clase de vehículo, hay otros que no son obligatorios, pero que es conveniente llevarlos, como por ejemplo: juego de lámparas de repuesto, botiquín de primeros auxilios, anticongelante, aceite para el motor, mapa de carreteras, Kit de manos libres.

RESIDUOS COMUNES GENERADOS POR EL AUTOMÓVIL

Otros tipos de Residuos: Otros tipos de residuos que se generan son: absorbentes, aerosoles, disolventes, envases (contaminados y no contaminados) lodos residuales, pilas, polvo de lijado, trapos y papeles contaminados….

Recogida Municipal: Dependiendo de las ordenanzas municipales, está o no permitido que los residuos no peligrosos vayan a la recogida municipal (normalmente esto está prohibido). Por eso han de gestionarse mediante gestor autorizado.

Residuos Peligrosos: Son aquellos que figuran en la lista de residuos peligrosos aprobada en el Real Decreto 952/1997 así como los recipientes o envases que los hayan contenido Ley 10/98 de Residuos.

Extracción de Aceites Usados: Los titulares de establecimiento en los que se proceda únicamente a la extracción de aceites usados de los vehículos a motor, sin efectuar ninguna operación de valoración o eliminación, tendrá la consideración de productores de dicho residuo (Ley 5/2003 de residuos de la Comunidad de Madrid).

Productores de Residuos: Cualquier persona física o jurídica cuya actividad, excluida la derivada del consumo doméstico, produzca residuos o que efectué operaciones de tratamiento previo, de mezcla o de otro tipo de ocasiones un cambio de naturaleza o de composición de estos residuos Ley 10/98 de Residuos.

RESIDUOS PELIGROSOS GENERADOS POR EL AUTOMÓVIL

Aceite usado, Air bag, Anticongelantes, Baterías, Componentes explosivos de cinturones de seguridad, Filtros de aceite, Filtro de combustible, Líquido de Frenos….